POETA CARLOS GARRIDO CHALÉN

PREMIO DE NARRATIVA “MIGUEL DELIBES”, 2016 DE ESPAÑA

EL EROTISMO EN LA POESÍA DE BELLA CLARA VENTURA

Por Carlos Garrido Chalén


Hace algunos años escribí que Bella Clara Ventura, judía de madre mexicana y padre sudafricano, nacida en Bogotá (Colombia), es una escritora y poeta extraordinaria. Y dije que para llegar a ella no había que hacerlo a través de las alegorías hieráticas y místicas de los antiguos dogmas de su pueblo.
Convencido de las posibilidades increíbles de su litratura. Anoté que la suya, sin embargo, no tenía el sello de las escrituras sagradas, ni había sido reproducida de las ruinas de Nínive o de Tebas o puesta sobre las carcomidas piedras de los antiguos templos o esfinges de Asiria o Egipto o de las páginas sagradas de los vedas o de los antiguos libros de alquimia; y anoté – subyugado por su suficiencia verbal - que su potencia creadora podía hacer palidecer a los tiranos o derrumbar imperios con su genio, mandar a los elementos, discernir con limpia omnisciencia, el lenguaje de los astros. Y aunque no puede – señalé - dar a su antojo el paraíso o el infierno, o presumir que es dueña del amor o el odio, ha conseguido en la última década situarse en una posición de excelencia dentro del panorama de la literatura hispanoamericana.

Desde su caminata por Almamocha (novela), pasando por Diáspora y Asombro (Poesía), Lo que la vida quiera (novela), Hechizos del Bosque (Poesía), Huésped de la Luz (Poesía), A lo lejos (Poesía), Armando Fuego (novela), Niña de adentro, hasta Magias y retablos (Poesía) entre otras obras, Bella Clara ha demostrado ser un caso único en su género dentro de la literatura mundial. Su nuevo libro, orquestado bajo un erotismo que ella misma ha inventado,, permite inferir con ventaja que no nos habíamos equivocado.

Bella Clara Ventura regresa ahora, remontándose en la historia "para retomar los viejos mitos,/ de monstruos y dioses" y pasar días de gloria en brazos que "ya no serán dos de hombre/ sino cien de leyenda". "Acariciarán con esmero cada uno de mis poros / sin dejar ninguno sin tus dedos,/ yemas dulces de otros tiempos,/ sacadas del Manual del tacto / en deleites y lunas en pavo real./ A mi cuerpo devolverán / el deseo de compartir contigo / fuegos de relámpago, de rayos y centellas./ Como nuevo amante, hecatónquiro,/ salido del Tártaros / donde gotea Amaltea sus leches / para dejar en claro el fruto de Eros.

Abro mis piernas de mujer, ansiosa de recibir cada chispa
en mi regazo
y regresar cada sensación a mis pupilas en llamas
donde el gemido se unirá al destello
de todos los vientos y sus truenos
a favor del Cielo y de la Tierra.
Unidos en el abrazo de tantos brazos
y certeros besos
bajo el silencio del Olimpo
y el aplauso de Zeus.

En esta nueva poesía que invita al amor carnal y al otro que se hace en la melodía de las almas, y es carnal también por que se formula en el calor de la inteligencia humana, Bella Clara es "De arriba abajo… un crucigrama" de aciertos y acertijos."Vertical encuentras las claves,/ horizontal las poses / cada noche inventadas / para hacer del juego / la mejor respuesta a las caricias" dice. Por eso para ella: "En cada rectángulo de nuestros cuerpos / se escribe de derecha hacia izquierda / el nombre de todo mimo./ Con el uno se empieza / y se termina con sus múltiplos / a la potencia infinita / .entre ríos a la deriva,/ entintados de fuegos"." "De letras nos llenamos,/ formando la palabra amor/ a lo largo y a lo ancho,/ resuelta en el
crucigrama / de salvajes pasiones./ Líneas repletas de notas ardientes / en la mitad del cuadro, Sonoro lenguaje en la piel /con borrones y cuentas por
renovar. Y es que la poeta colombo mejicana es capaz de dar en el blanco de los besos cuando abraza la puntería del amado


Soy esa que espera
nuevamente el dardo en el centro,
sin dolor de sufrimiento,
el gozo perfecto de quien entiende
que dar en el blanco
nos conduce al éxtasis.


Mujer de placeres infinitos / cuando la curiosidad se fija / en el punto G… en cada acto lanzado al desafío" encuentra una respuesta y "su piel se
renueva en la sonrisa del encierro" como una yegua de amor, potra salvaje que olfatea la llegada del amado "con pasos de deseo sin freno".


Y yo al alcance de tu cuerpo,
pronta al reto de ser tu poseída
al pie de tus manos
bajo el movimiento de nuestras colas,
al aire danzando
la propuesta de ser tuya.
Zaina, potra, salvaje,
yegua de la comarca en su despertar de rocíos

mientras tu cuerpo y el mío
se transforman en mujer caballo
al galope de las ganas.
Relincho en calor.
Crines en danza del vientre
al ritmo del trote
en lujuriosas praderas
donde pelo dibuje el amor
y los belfos se hagan a los besos
de animales en llamas.


Con esta poesía que es difícil escribir, porque no cualquiera es capaz de llevar a la palabra por los linderos de un erotismo de lujo sin caer en la
procacidad, Bella Clara Ventura versifica con ese que "De mañana penetra sus auroras/ de rocíos y de ansias/ de tener su rayo / metido en sus
meteoritos" y termina obligándonos a mirar boyeristas hasta el éxtasis como "Se descuelgan con el gemido / del irrefrenable orgasmo" sus anhelos; y es
cielo "aún en la distancia" abierta a sus "riegos de nubes".


Sólo conozco sus aguas,
parecidas a las tuyas
cuando en tormento y centellas
colmas mis orillas.
Estrella me siento
al mirarme desde tu telescopio.
Lo percibo en mis adentros
admirando cada partícula de mi piel.
Soy tierra regada
por tus mieles
al despojar los párpados del planeta
de toda capa.
Me miras y soy admirada.
Me hago tuya en copiosos desvelos.

En este nuevo libro, vemos a una poeta que le apetece ser alimento del amado, "maíz tierno,/ chocolate caliente,/ carne al rojo vivo,/ durazno de
tersuras,/ pasta de pierna ancha / entrelazada en tu boca./ Recibo el banano en mis caricias/ para ofrendar mis mimos / a tu levadura / de hombre crecido
devaneos".


Regados mis apetitos
por tus aguas de horchata de almendra,
leche espesa, olorosa a mieles.
Esponjan mis deseos,
mis caprichos,
mi palpitante anhelo.
Soy manzana prohibida.
Mordisco a mordisco
chupas mi esencia
de mujer pecadora
al arrimar tus manos
al donaire del juego
Entonces me convierto en tu plato favorito,
adornado de colores
e ignotas sensaciones
en la exquisitez de nuestro paladar.


Pero no sólo eso. También quiere ser el foro que demarca todo, que necesita ser el reloj del amado para marcar sus horas. Pero no por que intenta
omnímoda apoderarse del territorio del otro, sino simplemente "para anunciar el minuto exacto del orgasmo".


Las horas pasan a nuestra ventaja.
dejan al desnudo nuestros cuerpos.
al compás del movimiento
y de picosos besos
de aceleración de pulso y de ritmos del corazón.
Ofrenda del espacio
en cada lúdico momento.
Atrevidos con el tiempo seremos.
Le buscaremos el encanto al Kama Sutra
mientras golondrinas crean el verano
y nosotros con nuestras humedades
marcaremos las horas de pasiones de invierno,
torrenciales descargas.
Primavera encontrada en la unión
de nuestra carne.
Piel del reloj anfitriona de
su mejor inclinación.
Campanario sincronizado
con la voz de las caricias.
Tic tac de otras sensaciones
en el presente de cada instante
donde nuevamente nos fundimos
sin distancia ni tiempo
al alcance de Eros y de Afrodita
en los laberintos del amor.


Adónde quiere llegar nos preguntamos ya frenéticos, si también quiere ser la mosca viva que ronda los sueños de su contra parte – por que no siempre el otro puede ser amado – que se mete en su piel como un vértigo acuoso; que inventa maneras para enternecerse. Mi deseo es picarte de amor, dejarte en la piel / el veneno de mis mimos, seré tuya. De pies a cabeza, apasionada en mis ternuras y gemidos. Mosquita muerta prometo no ser. Alcanzaremos inalcanzables vuelos. Volveré a rondar tus sueños, tus obsesiones, tus fantasías sexuales hasta imprimir en los desvelos mi canto de de mosca en leche, en tus leches de hombre en rutas de reinventada lujuria.

Descubrimos entonces a una nueva Bella Clara Ventura. O a la misma, pero desatada: sacadas las caretas de una moralidad que en poesía equivale a
inconciencia y a vacío. Es esa misma poeta que ayer caminaba al filo del abismo, la que ahora se apea para ser la dueña de sus propias hondonadas.
Pero también de las de su otro yo que prefiere enroscarse en su cuerpo

como cuerda al cuello

en un collar de besos. Hacer de tu piel la mía
y volver a retomar las maromas
de los lazos para abrazarte
sin dejar milímetro sin cordel
mientras mimos y chupos se ensartan
en tu punto G,
como en nuevos puntos
por descubrir y nombrar.
Sin cabo suelto amarraré tu soga
a mis sombras.
Ligaré todos los cables del amor
al orgasmo.
A cada momento del enlace sentiré
cuán cuerda puedo ser en la ebriedad
de tus caricias.
Me permiten ser látigo de tu deseo
para ahogar en tus labios
mis gemidos
y hacer del acto
lía de palabras en la correa que aprieta.


Y ella misma lo dice, relevándonos de toda prueba: "Soy cuerda y loca,/ articulación de sentimientos / en el ir y venir de nuestras humedades,/ océanos,/ hermanos de un bramante ramal/ de suspiros en el pecho de mis oleajes. /Música en clave /a mi puerto anclada.
Ahora que la miramos bien, la vemos deslizarse con destreza sobre nuevas palabras encantadas, haciendo burbujas de placer, mientras toca la flauta y la "fragancia de un orgasmo" que se repite en el tiempo y en sus versos como una letanía de amor inacabable, y la hace caer extasiada sobre un vacío que tiene de todo: ternuras y truculencias, que se dan como se entregan los amantes.


Seré jabón perfumado
para que olfatees mis esencias.
Aromas a sexo
en la ducha de las emociones.
Limpiaré tus humedades
para que nuevamente te ensucies
y mañana vuelva a frotarme contra tus muslos,
tus venas, tus vellos
y sobre tu pecho
como un tobogán que cae
mojado hasta los pies.
Recogeré mis espumas.
Identificarás que en todo momento
soy jabón perfecto.
Me adhiero al poro exacto
de la excitación de las aguas
y a la suavidad que produzco al ser
jabón de tocador,
al tocarte de arriba abajo
con el éxtasis que me produce tu cuerpo
en la desnudez de mis caricias
y en la efervescencia
de las pompas.


Es difícil leerla sin pedirle que nos permita entrar en sus historias. No hacerlo es hipocresía. Ella "muñeca de amor… piel de durazno, muñeca de
porcelana abierta a las caricias", es también "muñeca de trapo" desde cuyas carnes invita hasta el antojo, y se declara al final


la del comercio que se
vende/ por mimos y por plata"
Estelas dejo en los hábitos
al saber armar al hombre de mi caos
cuando duermo o cuando me hacen el amor
de mañana, de tarde o de noche
al regresar del trabajo
y al tomarnos un vino tinto
para calentar las entrañas.
Soy tu muñeca de viva voz
y de estampa florecida en tus sábanas,
pronta a secar tus sudores con la falda
recién planchada
y recibir en mis labios el color
que el tiempo borra
cuando la pasión apaga sus motores.
Me declaro tu muñeca para convertirme
en muñequita linda entre tus brazos.


Hasta dónde llegan sus entregas no lo sabe nadie. Por que a veces se convierte en "limosnera de caricias" y aumentan sus urgencias de lujuria
entre las sábanas. Y dice: " Relucientes espejos guardados para la carne./ Con creces respondiste a mi mano tendida./ En desierto me convertiste / para rociar de humedades / mis caminos". Y "odas de amor" marcan "los pliegues de arenas encendidas"; y ella se declara

mendiga de nuevos actos de fé y de
erotismo/ en medio de la tierra prometida".
Bestia en celo me escogiste
entre el llanto de la noche
y la oscuridad del deseo,
sentí tu hechura
cuando tus labios acercabas a los míos.
Llamas confluyeron en las bocas de dinosaurios
a la deriva…
Echamos fuego
en el resurgimiento de los sentidos.
Reviví el sueño del animal en su hábitat.
hombre bestia
que fumas el deseo
y yo sin desespero
articulo mi mirada
en tus muslos al trote del amor
sin orientes ni nortes a la vista,
sólo un sur de melodías
entre las patas de animal salvaje,
depredador de mimos,
laborioso en encontrar los puntos en flama.


En esta poesía Bella Clara Ventura adereza nuevos despertares y en sus sortilegios se mecen como aguas desvividas los líquidos que acaricia, "como
húmedo elemento / de mi cuerpo los cristales".


Aguas arriba.

Aguas abajo
miman mis entrepiernas,

mis muslos,

tu aliento.

Algarabía de sentidos.
Navegan por las olas mis maravillas.

La desnudez del deseo mojan

cuando
toco en brazadas tus adoquines..
Chasquido de sonidos
dialogan con nuevas sensaciones.
Estallan aromas
por las espumas bogan.
En mariposas convierten las nadadas
y en torbellinos mis anhelos
de seguir húmeda,
tan protegida por los influjos de la vida.
Como en las aguas del vientre de la madre,
atenta a los insomnios debido al mañana de amor.
Soy laguna, lago, charco,
cascada, cataratas, alberca de tus sueños,
vasija de emociones.
Me transformo en baño sagrado de tus caricias,
aguamanil de bendiciones.
mientras avanzo por tus viscosos líquidos,
manantial de nuestro amor,
lujuria en remojo.


En este libro, la poeta colombo mejicana rompe viejos paradigmas y le pone batidora al estropicio. Como si no creyera más que en ese amor que agita sus ventanas, se entrega a contar lo sucedido. Sin importarle que afuera merodean los canallas. Es eso mismo lo que le hace decir : "Prefiero ser libro que libre./ Pertenecerte es mi lema./ Hacer de cada página / nuestra historia de amor anhelo./ Un deseo de ir leyendo entre líneas / la
intensidad de las caricias / y el alba de los sentimientos./ Abrir cada texto en las mayúsculas / donde tu nombre sobre mis letras / aparezca en
grande./ La A de Amar, la b de besar,/la C del cuerpo / cortado a tu medida / La CH de chinada o rareza por ser libro viejo,/ conocedor de tantos
saberes. / La D de dedo para tocar el dorso tu lomo./ Y así seguir con el alfabeto sobre tus párrafos./ Efectivamente eres erótico en excelencia. /
Fundido en mis fantasías / cuando gotea tu espíritu sobre mi piel./ Hueles a imprenta,/ donde dejé mi refinada huella".

Lamento no haberte conocido antes.
Olor a ensueño.
Abarcas mi orilla.
Nadie como tú en mi camino.
Obsesionada vivo contigo
porque trasnochas cada poro del amor.
Que más te digo: Quédate conmigo para siempre.
Reducirás mis riesgos de infarto
al mantener el corazón alentado por tus abrazos.
Siempre en mi regazo al gemir
con la satisfacción del ave fénix.
Todavía en alturas cuando aterrizo entre tus lagos.
Únicamente vertida en ti, en tu humor
y en tus rumores de un más y más.
Vendrás una y otra vez a recibir mis pupilas fijas
en tus prendidos watios,
xilografía de la felicidad
yugo de mis mimos.
Zapato del mismo cuero del libro
que calce mi pasión por ti.


Los que seguimos su carrera dentro de la literatura preguntamos quién es esa Bella Clara que ahora reconoce el Kama Sutra / en los reflejos de la nieve"; que quiere ser "chimenea encendida a cualquier hora"; estar apretada u amado "sin saber qué ocurre en" su "entorno"; quién la ganó en las humedades de esas entregas prolongadas. Ella que se proclama "vehiculo de luz", "carro de fuego en los cielos" del amante; que como "motor de arranque" "pulsa lluvias y relámpagos/ entre las ruedas de la carne; quién la llevó a acelerar sus impulsos "cuando en llanto gimo de placer", a recargarse de combustible, "por las autopistas de los infinitos". Ella que anhela que su palabra bendiga su cuerpo y que necesita esa voz en sus orillas, mientras su "traviesas humedades / riegan el aparato de la comunicación" y la parte en dos, en tres y en cuatro, la lujuria desatada. Soy tuya aún en la distancia, sin la frontera de la ilusión. Aló, aló. Por favor no te vayas aún…Redime la voz del amor”.


Por eso y por todo lo que esa poesía traduce, presentimos que somos testigos de un nuevo tiempo para la obra de Bella Clara Ventura "Digital de arriba a
bajo"."Cualquier tecla – dice - me recuerda / que la pasión me habita./ Tus dedos recorren mi teclado/ como el pianista sus notas./ Y me hago a tu
música/ en clave mayor / cuando tus yemas me sensibilizan./ Atrevida arrojo respuestas al rojo vivo./ Me hago pantalla encendida,/ con el enter para tu
cuerpo / y un deleite para el tiempo. / Me tabulas con las manos./ Me desbloqueas viejos romances / que he escrito y desescrito en la memoria./ En
la pausa de tu aliento / me insertas en tu vida sexual./ Imprimo tus besos / en cada wake up de mi piel./ Toco la tecla del inicio / y empiezas
nuevamente a acariciarme / como si fuese por vez primera./ Me gozo tu poder / cuando prendes nuevamente/ la tecla del escape".

Nos escapamos a los lugares inconfesables
donde el mimo se plasma en cada desbloqueo,
dispuesto al recomienzo del abrazo
y al olvido de otras manos.
Me penetras al despertar cuando tabulas
mis deseos.
Y duermo el cansancio
de una tocata de amor en la fuga de la pausa.
Entre tus brazos de hombre
de mil teclas y de tantas posibilidades
permanezco en la impresora
con la indeleble huella de tu control.
Se multiplica en mi ser
de ventanas abiertas.
Soy icono de amor.


Si, por supuesto: "ícono de amor" y de lujuria desatada, a la que a veces las palabras faltan para recomponer asaz todo lo vivido. Y olvidar. Por que
para ella un amor mata a otro amor cundo lo emboca al anterior el infortunio. Y en ese maremagnum se olvidan las manos recorridas. No como el
ave fénix que se levanta de sus cenizas, sino como el adalid que lo recompone todo: para ella allí donde hubo fuego puede levantarse con
facilidad otro fuego diferente. Lo que falta por entender es si es ella misma la protagonista o la que le gustaría ser para gozar la vida. Es esa
otra la que le permite anhelar un "beso de araña" y buscar en "el panal de sus deseos"" hilos de oro entre lenguas de fuego" y descender vestida de
tules en los besos del cielo.


A tus manos soy
la precisa medida de tu amor
en barro, bronce, acero
o en carne y hueso.
Me esculpes con tus besos,
cincelas mi silueta con tus caricias.
En las alturas de los mimos
moldeas el busto
con tu permanencia.
Trazas triángulos en mi cuerpo.
Cuidadosamente recorres cada parte
añadiéndole la visión exacta
de tu pasión
de artista profuso de ternuras.
Yo me dejo.
Fiel a tus maromas de acróbata
mientras por los aires
fijas el acomodo de mis formas.
Trepito.
Me regresas a mi estampa
de inconfesables vibraciones.
Y yo entrego mis gemidos
a la broca.
Penetra mis contornos.
En una vuelta creas otra forma.
La forma de amarme.


Todo eso lleva a la Poeta a "formatearse" "como una carta de amor", mientras "la luna se apaga/ para crear la intimidad del abrazo", a querer
ser "maniquí de Dior,/ de Givenchy o de Carolina Herrera / y de otros nombres que aún resuenan".

Desplayaré movimientos
hacia el cielo.
Y a la tierra le daré mis pies
para fijar mi pisada hacia tu aliento.
Exhibiré mi silueta.
Finalmente abriré mis labios
para decirte un te quiero
pintada de rumores
Y volveré a lucirme
con prendas íntimas hasta dejar en el suelo
el peso del deseo.
Seré tu maniquí en el lecho
para vestir tu cuerpo con el mío.


O a "herramientarse" en otro cuerpo "como serpiente viva"

Atornillaré mis caricias a tus muslos,
Mi voz de amor
a tu regazo martillaré.
Con la espátula esparciré
Humedades nunca vistas.
La broca servirá para ahondar el sentimiento.
El cincel en cada boca
dejará la huella de la pasión
que taladre el infinito del placer.
a sierra será maestra en cortar
cualquier descontento
para soldar
en el alma la furia del orgasmo.

"Prendida a cada instante / Recordando el fervor de un coito iluminado/ Por bombillos de colores", Bella Clara llega a ser "lámpara" que refulge: "La
lámpara que soy entre tus brazos,/ Yo tu lámpara de Aladino / Accediendo a tus irrefutables deseos m/ y tu frotándome / Con el cariño / De quien sabe lo que recibe.


Seré la mujer lámpara,
La diosa Aladino,
La magia de tus dedos
Cuando tus yemas
Hagan de su tacto
El relamido de nuestros gemidos,
Boca grande en la pantalla
Que alumbra el abrazo
hasta sumergirnos
en un alarido de corto circuito.
Seré tu ardiente musa durante la vida,
Enredaderas en tu aliento
hablarán de aquellos instantes
donde fui inspiración divina
y en tu regazo.
Humedades regué en lagos de la ilusión
de sexos compartidos.
Me hice de carne, hueso y sangre
para que bebieras de mies pieles
Tan humanas como
Las tuyas en el encuentro de los fuegos.
Y descubrí en tus sienes
El valor de las Castálidas,
Llamadas también
Helicónides,
nombres complejos sacados de la Historia
para repetir en mi cuerpo sutil
el abrazo cósmico del deseo.
Soy yo veladora de tus sueños
de cuerpo y alma
en la cascada de los mimos
y apretón de las humedades,
ríos de Pimpleides
detrás de todo velo
vasallando nuevas luces
en crujir de los desvelos.


Ella deberá entonces responder por qué anhela ser su sol en sus mejillas, "hacer de ti ese hombre / en apoteósica virilidad/ sin nubarrones"


Me dejó preñada de luces
en el devenir de mi gesta de mujer
libidinosa y sensual
en brazos del astro
que me devolvió la esencia de la maternidad
en su primer orgasmo
y mi último gemido de cósmico placer
cuando el gallo lanzó la nota en sol mayor.
El cielo se hizo naranja
Y yo, fuego.

Y también desde cuándo se convirtió en esa "misteriosa luna" que se inclina con su "redondez del mes,/ sin menguar anhelos."


Unidos en el CASTILLO DE ARENA.
me hago mujer luna.
Y tú, hombre del océano
en mareas de sortilegios.
Olas gigantes hablan del orgasmo,
Anuncian nuestra unión
sobre un tapete de cristales.
Humedecida en tus ganas
de convertirme en duna en movimiento,
dócil y entregada me dejo
asir por tus embrujos.


Y es que cuando ella, "Amiga de los astros y de los sabios," es "un mujer anhelante de cumplidos" y también la Paz que se conquista. ("Mujer de paz en las orillas de los huracanes / mientras se suma al éxtasis de la paz/ el coito del Universo / en concierto de luces / y la insinuante pipa de blancos humos"; pero también la guerra ("Guerrera de tus carnes me declaro./La primera batalla en tu cuerpo." Soy pasión de lunas y de soles./ En tu piel tatúo / la venganza de saberme mujer / en las andazas, Ya con el derecho al grito de independencia Sobre mis orgasmos,Regados por tus sonidos...”


Carlos Garrido Chalén´
Presidente Ejecutivo Fundador de la UHE

Vistas: 412

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

No he tenido el privilegio de leer el libro al que hace alusión el colega Carlos en este sustancioso y digerible artículo en que profundiza, esencialmente, la poesía erótica de Bella. Pero algo sí tengo claro, esta poesía, vista desde la piel y sentida en las entrañas de la femineidad, dejan al hombre un sabor a algo nunca sentido. Es una poesía que se mezcla, mejor dicho, se confunde, con la esencia misma de la pureza de la mujer. El erotismo masculino en la poesía es otra cosa, como el enfrentamiento del autor con el otro, el que vierte sus sentidos en versos. He leído este artículo sin prisa, saboreando más que nada, las segundas intenciones, que siempre se encuentran en el sub-texto de un análisis y ciertamente, Carlitos ha llegado a penetrar ampliamente los valores entrañables y existentes en la poética de nuestra colega Bella Clara. Dicho así, todo nos parecería fácil y la contienda entre mujer-poeta y esos parapetos aún existentes en el carapacho convencional de no pocos lectores, devendrían pretextos no sometidos a la extrema unción de la falsa moral, engañosa y pueril.
Estrecho la mano a Carlos por haber abordado este tema harto difícil, y por demás, obnubilado por las falsas espectativas que se atrincheran en añejas posiciones victorianas, emergiendo victorioso de las tales y mas cuales alegorías. Un abrazo a Bella Clara recordándole que el erotismo, como vivencia natural y fulgente, arrasa impune con toda la vaciedad del espiritu del Hombre -como especie- y lo hace resurgir nueva vez, en el rigor de la cotidianidad.

Mi abrazo y respetos Carlos.

Ernesto R. del Valle
Leer cada retazo de Bella Clara Ventura extraidas de las entrañas literarias de ese Utero tan lleno de literatura que cada orgasmo de belleza nos conduce a caminar por la enmarañada selva de una literatura hedonista que como olas gigantes nos conduce a un eterno concierto de lujuria, de pasion y de belleza que brotan del corazon y de la fructifera y amplia imaginacion de nuestra Hermana Mayor dueña de una gama diversa de razas,que moldean su fortalecida y epoyeyica figura.

Gracias Carlos Hugo por regalarnos a los latinoamericanos parte del inmenso trabajo literario de esa gran DAMA DEL VERSO.
DIOS te Guarde para que sigas apoyando a los jovenes literatos que por falta del VIL METAL no pueden lograr sus objetivos cual es la divulgacion de sus obras .

P.F.Julio Lupo Chaparro Hidalgo
Hno.Willy
Pdte.del Fondo Mundial de Cultura de la Union Hispanoamericana de Escritores
Frontera Peru-Ecuador
Realmente increible hermoso y lleno de gratitud a la vida y a sus deleites , me parece que busca contagiarnos su humedad para sentir la hermosura del amor gozando de su fraganciaq , no puedo evitar sentir la fuerza de su pasio y al igual del comentario que haces yo diria que esta llena de vitalidad y placer.
Sr. carlos, usted ha sabido retratar la capacidad intelectual de Bella Clara megistralmente. Para los que conocemos a Clara, sabemos de su genialidad en todo lo que mira y toca, y su verbo es de excelencia en todo lo que escribe. Gracias por ese análisis tan acertado y sabio. Carmen Amaralis
Es un ppreciso análisis el que hace Carlos Carrido Chalén de la poesía de Bella Clara, y la poesía de ella es de alta fineza y expresión lírica. El tema erótico exige un andar por el filo de la palabra, para no caer en lo deliberadamente descriptivo o explícito, lo que no sería poesía.
El reconocimiento que hago es para la poeta y para el crítico (investigador analista) de la obra.
Un saludo muy cordial y mi felicitacion.
Alejo Urdaneta
Caracas, Venezuela
Gracias, Alejo por tomarte el tiempo de detenerte en mi obra y ver el comentario sobre el erotismo a mi manera que le hace nuestro querido Carlos, que bien conoce las alturas del verso. Me complace que te haya gustado y yo sigo pendiente de la publicación de mi nuevo poemario EROS EN...CANTo. Ya saldrá algún padre a darle el nombre. Con amor y garttitud Bella

Alejo Urdaneta dice:
Es un ppreciso análisis el que hace Carlos Carrido Chalén de la poesía de Bella Clara, y la poesía de ella es de alta fineza y expresión lírica. El tema erótico exige un andar por el filo de la palabra, para no caer en lo deliberadamente descriptivo o explícito, lo que no sería poesía.
El reconocimiento que hago es para la poeta y para el crítico (investigador analista) de la obra.
Un saludo muy cordial y mi felicitacion.
Alejo Urdaneta
Caracas, Venezuela
QUIEN MEJOR QUE USTED CARLOS PARA DESCRIBIR DE FORMA TAN BELLA A LA ESCRITORA Y A SU POESIA, FELICIDADES ME GUSTO MUCHO, INMEDIATAMENTE ME REMITI A BUSCA MAS POEMAS DE LA POETA CLARA VENTURA.

Responder en Discusión

RSS

LIBROS EDITADOS

MP3 DEL LIBRO  

"CONFESIONES DE UN  ARBOL"                 

 RECITADO POR  SU AUTOR    CARLOS GARRIDO CHALEN

          Descargar Biografía:

           BIOGRAFÍA DE CARLOS                 GARRIDO CHALÉN

LIBROS DE

CARLOS GARRIDO CHALEN:

Descarga con click sobre las imagenes

Última actividad

MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO compartió su entrada de blog en Facebook
Hace 9 horas
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog ADMIREMOS A MI HERMANA Y AMIGA IGUAL QUE YO, PARTE DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DE LA TIERRA, UN ACROSTICO DIVINO, GRACIAS LINDA. BENDICIONES de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Hace 9 horas
MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO compartió su entrada de blog en Facebook
Jueves
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog MARIO VIDES HARA SU IV HOMENAJE A ELVIS PRESLEY EN GUATEMALA EN EL MES DE NOVIEMBRE Y DICIEMBRE, LUEGO MUNDIALMENTE, BENDICIONES. de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Jueves
MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO compartió su entrada de blog en Facebook
Miércoles
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog ROSE MARI PARRA MI HERMANA SIEMPRE ESCRIBE SOBRE MI PÓNGANLE ATENCIÓN, QUIERE QUE NOS UNAMOS. de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Miércoles
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog MARIO VIDES PRESENTA A SU ALUMNO JESÚS FIGUEROA EN NAVIDAD, CON "TU LO MERECES" escuchen mi masterizacion. de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Sep 15
MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO compartió su entrada de blog en Facebook
Sep 15
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog MARIO VIDES HACE UN HOMENAJE A ESTELITA NUÑEZ CON VOLVERÁS, ESPERO LES GUSTE MI MAST. de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Sep 15
Carlos Garrido Chalén(Pdnte UHE) actualizaron su perfil
Sep 11
Carlos Garrido Chalén(Pdnte UHE) ahora es amigo de ARMANDO ARZALLUZ CARRATALÁ y Norma Cecilia Acosta Manzanares
Sep 11
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog MARIO VIDES LE CANTA A SUS HERMANO ELVIS VEAN EL SENTIMIENTO, Y TAMBIÉN A SU PADRE, A FACUNDO INCREÍBLE VIVAMOSLO. de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Sep 4
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog MARIO VIDES LE MASTERIZA A DONALD TRUMP CANTANDO DESPACITO, ÚNICO DISFRUTENLO de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Sep 3
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog MARIO VIDES PRESENTA UNA CANCION EXITAZO, MI ULTIMO FRACASO CANTA PEDRO INFANTE, LLEVO MILES DE VISITAS, DISFRUTENLA de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Sep 1
MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO compartió su entrada de blog en Facebook
Ago 23
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog Pero quién el el negro Ferreyra? Daniel Ferreyra es un músico increíble. SE LOS RECOMIENDO VÉANLO. de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Ago 23
MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO compartió su entrada de blog en Facebook
Ago 17
A MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO le gustó el blog INCREIBLE HISTORIA DE BRIGITTE MACRON Y SU COMPAÑERO DE VIDA Y ALUMNO MUY JOVEN. de MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO
Ago 17
A Norma Cecilia Acosta Manzanares le gustó el perfil de Norma Cecilia Acosta Manzanares
Jun 8
MARIO ROLANDO VIDES ALVARADO compartió su entrada de blog en Facebook
May 26

© 2017   Creada por UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESC..   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio